CALCULADORAS

Posicionamiento sobre la bicicleta

REGISTRATE

Regístrate y te mantendremos informado. ¡ES GRATIS!

ENTRENOS

Hidratación

Alimentación I.

Pócimas.

Estiramientos.

Entreno por vatios.

Cadencia Ideal.

Frecuencia Cardiaca Max.

Diseño de una Rutina de Entrenamiento.

Suplementos de Oxígeno.

CICLOTURISTAS

Calendario Marchas cicloturistas de la Región de Murcia.

Web de Interés

Blog del Pablo TRIMATAS

MTB - Shimano - Mountain Bike - Bicicleta -




REGISTRO 

El bendito problema de Valverde

06-10-2014

Ocho meses después de su debut en Dubái y de lograr sus primeras victorias en Andalucía en febrero, Alejandro Valverde suma y sigue en octubre.

Biciclismo.com

El bendito problema de Valverde

foto

Desde las primaverales Ardenas hasta las hojas caídas de Lombardía, el líder del Movistar Team ha encadenado 11 carreras y su peor puesto ha sido el cuarto. Se puede ver el vaso medio lleno, 11 victorias y 19 podios en 2014, o medio vacío, por quedarse con la miel en los labios en dos Monumentos como Lieja y Lombardía, o fuera del podio en el Tour de Francia, pero la regularidad del murciano es indudable, y su versatilidad es única, inalcanzable. Por eso es el número uno del WorldTour.

Valverde se ha mostrado competitivo especialmente desde mediados de abril. A saber: 4º Amstel Gold Race, 1º Flecha Valona, 2º Lieja, 2º Ruta del Sur, 1º Campeonato España CRI, 2ª Campeonato España línea, 4º Tour de Francia, 1º Clásica San Sebastián, 3º Vuelta a España (más una victoria de etapa), 3º Mundial y 2º Lombardía. Once pruebas, siete al más alto nivel del WorldTour, con nueve podios y dos cuartos como peor resultado. Y aún le queda la aventura china del Tour de Pekín para terminar de rematar su mejor año.

Y antes, en la primera parte de 2014, ya ganó tres etapas y la General de Andalucía, la Vuelta a Murcia, fue tercero en su estreno en la Strade Bianche, venció en Roma Maxima y el GP Miguel Induráin y fue quinto en la Vuelta al País Vasco después de ser tres veces segundo.

Bronce en Ponferrada, el martes nació su hija y no llegó a Como hasta el sábado a las seis de la tarde. No entrenó, no conocía el nuevo final de Lombardía, como confesó en la meta de Bérgamo, donde 24 horas después volvía a subir al podio, segundo, una victoria que se le escapó sorprendido por el fulminante ataque de Martin al que no quiso responder en primera persona por si luego le remontaban.

Una vez más, se le escapó una victoria que falta en su extraordinario palmarés y repetía el segundo puesto del año anterior. Desde su regreso en 2012, ha vuelto con más fuerza, quizá más conservador, pero más consistente y más regular. Siempre en la pelea por la victoria y ese es su problema, que cuando no gana parece que ser segundo o tercero es una derrota. Bendito problema.

--PUBLICIDAD